PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

jueves, 27 de febrero de 2014

Concha fina al natural. Como abrirlas y limpiarlas.




Esta almeja puede ser llamada de muchas maneras, concha fina, almejón de sangre por los colores  rojizos de su interior, almeja de Málaga ya que allí se consume mucho, pero es muy frecuente verla en toda la cocina mediterranea.



Su tamaño es algo que a simple vista nos sorprende, igual que el color y lo brillante de su caparazón.
Se encuentra en las costas mediterraneas, a unos 200 metros de profundidad.




Aquí la apreciamos bien con respecto a una almeja marinera y no solo su diferencia es exterior, cuando la abrimos nos sorprende en su interior, sus colores y su carne.


Las tuve ambas en agua y sal para que soltasen la arena que pudiesen contener, pero eso no creo que haga falta en la concha fina, ya que hay que limpiarla como os indico más adelante.




Para esta ocasión sigo contando con la calidad de PESCADOS CORONA.
Los encontramos en el Mercado Central de Alicante, en el puesto 189.

Esta es su web:  http://www.pescadoscorona.com/

Mandando un mail  con nuestros datos, nombre, telf. y dirección nos mandan el usuario y clave para poder entrar, a mirar y si ese día nos apetece comprar, con toda  comodidad.
Reparto a domicilio con Seur frio o nuestro reparto propio:
-                     Primer turno: Si realiza su pedido antes de las 09:45 lo recibirá en su casa antes de la 13:30 horas.
-                     Segundo turno: Si realiza su pedido antes de las 12:45 lo recibirá en su casa antes de las 16:30 horas.
Formas de pago:
-                     Se paga cuando recibes la mercancía en casa o la recoges en el puesto del mercado.
-                     Puedes pagar con tarjeta de crédito, tanto en tu casa, trabajo o en el mismo puesto.

Como vemos, más fácil imposible.

COMPRANDO EN EL PEQUEÑO COMERCIO  NOS AYUDAMOS TODOS.



Para abrirlas, ya que las vamos a comer al natural, como las ostras hay que coger un paño y apoyarla en el, y con la punta del cuchillo clavarlo en la ranura que separa las dos conchas, no es fácil ya os lo digo, se aprieta y hay que forzar un poco, pero hay que pasarle el cuchillo por toda la ranura para se abra del todo.




Una vez abierta nos sorprende lo bonita que es y el colorido que tiene.




Una vez abierta, le pasamos un cuchillo por toda la carne que hay pegada a la concha, separándola con cuidado de no estropearla.
Vemos que se hace con facilidad.




Cuando hemos despegado esa carne de la concha, descubrimos un telo marrón, este hay que quitarlo.
También una bolsa marrón que hay pequeña pero que solo contiene arena y algún resto de comida.
Si lo dejásemos nos haría incomible la carne de la almeja por que la arena se desparrama por el resto.


Una vez limpia y en este caso, ya solo falta disponerlas sobre un plato, con hielo si las queremos comer frías y limón.
 Una carne prieta y deliciosa, así en crudo es como mejor apreciamos su sabor, pero en otras recetas veremos otros usos que le podemos dar a esta concha fina.




Creo que con solo ver las fotos ya dan ganas de comerlas, ¿verdad?.

Las conchas se pueden guardar, solo hay que lavarlas bien después de comerlas.




Espero que esta entrada os haya ayudado a conocer este producto tan bonito y tan rico.
No dejéis de probarlas si tenéis la oportunidad.



jueves, 20 de febrero de 2014

Gallo o lenguado a la meunière.



Una receta ideal para pescados planos como son el gallo en este caso, el lenguado, el rodaballo, la platija, etc..




Este plato se denomina también "a la molinera", típico de la cocina francesa y echo en sartén utilizando como no,  la mantequilla,  que le da sabor junto con el limón.
Era uno de los platos que se servían en la película CASABLANCA, en RICK´S CAFÉ.

Aquí os dejo un enlace del actual RICK´S CAFÉ, con una galería de fotos y con la música del famoso piano, una autentica delicia el escucharlo.



Y una autentica delicia el saborearlo.

Siempre cuento con la calidad en mis pescados de PESCADOS CORONA.
Ubicados en el Mercado Central , puesto nº 189.
Pasaos por su página web, mandadles un mail para que os envíen vuestro nombre usuario y la contraseña, así podréis ver las cuatro cámaras todos los días, de Martes a Viernes en directo y comprar si así os apetece pidiendo turno, sin moveros de casa o el trabajo, a tan solo un click del ratón.

  info@pescadoscorona.com  Madad vuestros datos a este mail o llamad al 965201762



Una receta sin ninguna complicación y lista en diez minutos.

INGREDIENTS:

Un gallo o lenguado o el pescado plano que prefiráis.
El zumo de medio limón.
50 gramos de mantequilla.
Dos cucharadas soperas de Aceite de oliva V.E.
Un ramillete de perejil picado.
Sal y pimienta.
Un poco de harina, optativo.



ELABORACIÓN:

Pasamos el pescado limpio de la tripa por la harina, si lo deseamos, no es imprescindible, (en mi caso no lo he hecho)
Si se pasa por la harina se sacude para que no lleve en exceso.
Ponemos en la sartén dos cucharadas de aceite y freímos durante tres o cuatro minutos el pescado por la parte blanca de la piel, el tiempo va a depender de lo grande que sea.
Le damos la vuelta con mucho cuidado , con dos espátulas grandes.
Freímos por el lado de la piel oscura de la misma manera.
Sacamos de la sartén y ponemos en la fuente de servir.
En esa misma sartén echamos un poco más de aceite, sobre una cucharada y la mantequilla, la sal, pimienta, el perejil picado y el zumo del limón.
Dejamos que hierva un minutos y lo echamos por encima del pescado.
Si nos gusta más, le sacamos los filetes antes de echarle la salsa que hemos hecho en la sartén.
Se come caliente y acompañado de lo que más nos gusté, pero normalmente viene con unas patatas al vapor y pasadas por mantequilla o una ensalada.





Para una cena romantica o una reunión de amigos, tenemos un plato en diez minutos y que les dejará sorprendidos.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Caballas a la barbacoa con fritada de pimientos y cebolla.




Uno de los pescados azules más baratos que hay, más sabrosos y  fáciles de cocinar.
Esta vez en la barbacoa, al fuego, con sal gorda y un buen chorro de limón, un acompañamiento sencillo y no hace falta más, solo disfrutar.

Yo, como siempre con la calidad de PESCADOS CORONA.
Los encontramos en el Mercado Central de Alicante, en el puesto 189.

Esta es su web:  http://www.pescadoscorona.com/

Mandando un mail  con nuestros datos, nombre, telf. y dirección nos mandan el usuario y clave para poder entrar, a mirar y si ese día nos apetece comprar, con toda  comodidad.
Reparto a domicilio con Seur frio o nuestro reparto propio:
-                     Primer turno: Si realiza su pedido antes de las 09:45 lo recibirá en su casa antes de la 13:30 horas.
-                     Segundo turno: Si realiza su pedido antes de las 12:45 lo recibirá en su casa antes de las 16:30 horas.
Formas de pago:
-                     Se paga cuando recibes la mercancía en casa o la recoges en el puesto del mercado.
-                     Puedes pagar con tarjeta de crédito, tanto en tu casa, trabajo o en el mismo puesto.

Como vemos, más fácil imposible.

COMPRANDO EN EL PEQUEÑO COMERCIO  NOS AYUDAMOS TODOS.


INGREDIENTES:
  • Dos cebollas grandes partidas en juliana.
  • Un pimiento rojo grande a trozos pequeños.
  • Dos ajos tiernos partidos a trocitos.
  • Caballas, en mi caso cuatro medianas.
  • Dos dientes de ajo.
  • Un de perejil
  • AOVE
  • Sal y pimienta.
  • Un poco de azúcar.
  • Una pizca de comino.
  • Limones.

PREPARACIÓN:
Con las cebollas y el pimiento cortados hacemos una fritada.
Los freímos en un poco de aove, con sal, pimienta , una pizca de comino y un poco de azúcar, para que caramelicen , pero solo un poco.



Todo a fuego suave, para que no se agarre y quede en su punto.



Las caballas las podemos hacer o bien en la barbacoa, como yo, calentando los hierros con el fuego.
Las untamos con un poco de aove y las ponemos encima, así quedan un poco marcadas por el hierro y mucho más presentables en el plato.
Si las hacéis en la parrilla o carmela, igual, bien caliente, untadas con aceite y espolvoreamos la parrilla con sal.
Las dejamos que se hagan por un lado y luego por el otro.

Servimos con algo de la fritada y las caballas con un trozo de limón a quien le guste.




Comer bien y sano no tiene ninguna complicación y cuesta poco al bolsillo.

¿Qué os parece?

martes, 18 de febrero de 2014

Brazo de gitano de naranja.







BRAZO DE GITANO DE NARANJA, receta Portuguesa.

Un brazo que nos sorprende por lo líquido que es antes de meterlo en el horno, pero esponjoso y suave cuando lo sacamos.
No hace falta mojarlo con almibar, ya es bastante dulce y cuando lo probamos está con la consistencia de empapado en naranja.

Tampoco hace falta ponerle ningún otro relleno, pero eso ya a gustos de la cada casa.

INGREDIENTES:

  • 8 huevos
  • 200 ml de zumo de naranja, 2 naranjas grandes.
  • La ralladura de las dos naranjas.
  • 230 gramos de azúcar.
  • 80 gramos de mantequilla en pomada.
  • 1 cucharada sopera de harina tamizada.
Una cucharada de café de levadura de repostería,( esto no estaba en la receta original, es aportación mía)

ELABORACIÓN:
 Batimos los huevos con la ralladura de naranja y el azúcar hasta que doblen su volumen.
Añadimos la harina tamizada, la mantequilla derretida y el zumo de naranja.
Habremos pre calentado el horno a 180º .
Forramos la bandeja del horno con papel para pasteles, untando la bandeja con un poco de mantequilla para que el papel no se mueva, y untamos también con mantequilla el papel ( Así desmoldará mejor).
Echamos la mezcla en la bandeja con el papel, viendo que queda muy líquida, no pasa nada, es así.
Introducimos en el horno durante 25 minutos, pero siempre pinchamos el bizcocho y si sale limpio el palillo nos indica que ya esta hecho.
Espolvoreamos azúcar en un paño limpio y volteamos el brazo en el, enrollamos en caliente.
Volvemos a espolvorear el brazo con más azúcar y si nos gusta con canela.



Esta receta la ví hace tiempo en un programa de cocina de canal 9, TANT DE GUST, la apunté y se me perdió.
El otro día la puso mi amiga del PUCHERO DE LA BRUJA en su blog y la alegría fue enorme cuando vi que era la misma.
Ella a su vez la saco de un blog de cocina llamado MACUMANI.


sábado, 15 de febrero de 2014

Pollo relleno al horno.


Hoy el protagonista es el pollo.
Tan socorrido, con tantas posibilidades como imaginación tengas.
Un pollo al horno relleno y deshuesado solo  la carcasa, le dejaremos los muslos y las alas con su huesos.
Con un poco de paciencia se puede deshuesar, no es difícil, solo un poco laborioso, pero si aún así no tenéis tiempo o ganas se lo pedís a vuestro carnicero que seguro estará encantado de hacerlo.
He escogido un pollo de campo  de dos kilos, alimentado con maíz, de ahí su color amarillo que no solo se debe al tostado del horno.

El relleno sin ninguna complicación, ya sabéis, sin problemas.
Y el acompañamiento unas patatas, tomates y alcachofas, ¿que más podemos pedir?

INGREDIENTES:

Un pollo de dos kilos.
100  gramos de jamón de york.
200 gramos de carne picada de cerdo.
Un huevo.
Un puñado de pasas sultanas.
Cuatro o cinco rebanadas de pan remojado en leche y escurrido.
Sal, pimienta, nuez moscada.
Patatas, dos por persona.
Alcachofas, dos por persona.
Tomates, uno por persona.
Manteca de cerdo.
Brandy.
Perejil.

ELABORACIÓN: 
Tenemos ya la carcasa quitada del pollo
Se puede quitar o bien cortando de arriba a abajo por la parte de la espalda o deshuesando por la parte del culete , rompiendo la piel lo menos posible.
Con un cuchillo fino seguimos el hueso y vamos separando la carne del hueso, ayudandonos con los dedos.
Es más fácil de lo que parece.


Hemos quitado la carcasa pero hemos dejado el hueso en muslos y alas.
Una vez metido el relleno hemos cosido, pero como veis lo mio no es la costura.

EL RELLENO:

En un bol mezclamos el jamón de York cortado, la carne picada, el pan mojado en leche y escurrido, las pasas remojadas o en agua o en brandy, el huevo, la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Unimos bien todos los ingredientes y metemos dentro del pollo, dándole forma como si continuase la carcasa dentro.



Cosemos por la parte del cuello y del culete, para que no se salga.
Untamos con manteca de cerdo

En una fuente de horno ponemos el pollo , rociado con brandy , sal y pimienta y perejil picado.
Metemos al horno, pero tapamos el pollo con un papel para tartas o papel sulfurizado mojado y extendido por encima del pollo.
El horno a 220 grados durante una media hora o tres cuartos de hora, hay que ir viéndolo para que en cuanto veamos que empieza a coger color bajemos la temperatura a 180 grados.

Pelamos las patatas y cortamos como nos guste comerlas.
Pelamos las alcachofas y cortamos por la mitad.
Las introducimos en un bol con agua y zumo de limón, esto hará que no se pongan negras y le quitarán un poco de amargor si lo tuvieran.
Partimos los tomates por la mitad.

Picamos un poco de perejil, un ajo, y lo mezclamos con dos cucharadas soperas de manteca de cerdo, añadiéndole también sal y pimienta y un buen chorro de brandy.
Mezclamos bien todo para que la manteca coja el gusto de todo lo mezclado y con ello vamos a untar las patatas, las alcachofas y la los tomates partidos por la mitad.

Cuando el pollo esté a mitad de cocción, que lleve sobre una hora en el horno, le incorporamos a la fuente del pollo toda la guarnición junto con un vaso de agua, tapamos con el papel y dejamos en el horno, 
Vigilamos que siempre tenga caldo.



Para saber que el pollo esta hecho lo pinchamos con un palillo de brocheta, cuando veamos que sale limpio ya está, pero normalmente ha de estar en el horno sobre 2 horas y media.

Hay que ir mojando el pollo y la guarnición con el caldo.






Espero que os guste la receta, como vemos no es muy complicada y el resultado es exquisito.



martes, 11 de febrero de 2014

Lubina rellena de champiñones al horno.



Se acerca el día de los enamorados y os propongo cocinar un pescado al horno relleno de una manera sencilla y económica.


Cuando el pescado es fresco con cualquier cosa que le pongamos esta bueno.

No necesita mucho tiempo y la podemos tener medio hecha y acabar de hacerla mientras tomamos un aperitivo.

Yo os propongo una lubina, pero una dorada, una trucha, un poco de merluza, cualquiera nos sirve para esta receta, eso sí, de buena calidad.

En mi caso esta calidad me la proporciona PESCADOS CORONA.
Los encontramos en el Mercado Central de Alicante, en el puesto nº 182.

Aquí vemos una parte de su mostrador, pescados para el horno que nos preparan como nosotros digamos, listos para utilizar y con una variedad que no encuentras en otros sitios.



Podemos ver el puesto de martes a sábado en directo gracias a las cuatro cámaras que tienen repartidas en los mostradores, pudiendo comprar así desde casa o el trabajo y recibiendo el pescado esa misma mañana sin tener que molestarnos, solo a un click del ratón.

Esta es su web:  http://www.pescadoscorona.com/

Mandando un mail  con nuestros datos, nombre, telf. y dirección nos mandan el usuario y clave para poder entrar, a mirar y si ese día nos apetece comprar, con toda  comodidad.

Reparto a domicilio con Seur frio o nuestro reparto propio:
-                     Primer turno: Si realiza su pedido antes de las 09:45 lo recibirá en su casa antes de la 13:30 horas.
-                     Segundo turno: Si realiza su pedido antes de las 12:45 lo recibirá en su casa antes de las 16:30 horas.
Formas de pago:
-                     Se paga cuando recibes la mercancía en casa o la recoges en el puesto del mercado.
-                     Puedes pagar con tarjeta de crédito, tanto en tu casa, trabajo o en el mismo puesto.

Como vemos, más fácil imposible.

COMPRANDO EN EL PEQUEÑO COMERCIO  NOS AYUDAMOS TODOS.


Vamos con la receta:


INGREDIENTES:





Pongo cantidades para tres raciones.

Tres lubinas de ración, una por persona. Pediremos que nos quiten la espina central pero  dejándolas como un libro para poder rellenarlas.
Un cuarto de kilo de champiñones.
Una cebolla grande muy picada.
Un diente de ajo.
Dos ajos tiernos si es temporada.
Un vaso de vino blanco.
Cuatro cucharadas de aceite de oliva.
Tres tomates medianos.
Una patata mediana por persona.
Perejil picado.
El zumo de un limón.
Dos cucharadas de pan rallado.
Sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Primer paso: 
Lavar los tomates y partirlos por la mitad.
Picar a mano o en picadora como es mi caso ( yo uso una antigua de moler café) el pan rallado, medio ajo, unas hojas de perejil, sal y pimienta.
Echar encima del  los tomates esta mezcla y disponerlos a un lado en la bandeja del horno.




Segundo paso:

Picamos la cebolla junto con los champiñones, el perejil, los ajitos tiernos y freímos en la sartén con un poco de sal y pimienta.
Abrimos las lubinas y rellenamos con el sofrito.
Cortamos unos trozos de hilo de bridar la comida y atamos la lubina por dos o tres partes con cuidado y con un simple nudo.
Las disponemos en la placa del horno al lado de los tomates.
Le echamos por encima del pescado el zumo de un limón y salpimentar por encima

TRUCO:
Y aquí viene mi truqui que no me cansaré de repetir: El papel parafinado o de los bizcochos  al que le doy mil aplicaciones en la cocina.

Cubrimos el pescado y los tomates con un papel parafinado, el de los bizcochos, mojado en agua y puesto por encima.

Como ya he explicado en otras ocasiones este papel al mojarlo se queda muy maleable, pero con el calor del horno hace de tapadera, no dejando que se quemen los alimentos y haciendo de horno de vapor para los que no lo tenemos. El alimento que hagamos de esta manera queda con su jugo y perfecto.

Lo tendremos unos 20 minutos, pero el tiempo depende del tamaño que tengan.
Con estos 20 minutos el pescado no queda terminado, se acaba con el siguiente paso.




Tercer paso:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy finas.
Las freímos en aceite hasta que queden casi hechas, sacamos y escurrimos.
Cuando el pescado este casi hecho en la misma sartén que hemos sofreído la cebolla y champiñones, freímos un ajo grande en láminas con tres cucharadas de aceite de oliva.
Una vez dorados, sacamos el pescado del horno y le echamos por encima el sofrito con el aceite y el ajo.
En la misma sartén vertemos el vino blanco, dejamos calentar para que desglase los sabores de los otros sofritos y vertemos también por encima del pescado.
Distribuimos por  la placa del horno las patatas, tapamos otra vez con el papel sulfurizado que teníamos aparte y dejamos otros diez minutos que se acabe.



Ya solo nos queda sacar y emplatar.





Como vemos es una receta sencilla y tres pasos muy fáciles  en los que no se tarda casi nada.
Teniendo todos los ingredientes preparados tendremos tiempo para otros platos y estar con los amigos.





Espero que os haya gustado y que la pongáis en practica, os aseguro que estaba realmente deliciosa.


Me he basado para hacer esta receta en la revista Cocina Mia, nº 75, con algunos cambios.




miércoles, 5 de febrero de 2014

Harira "sopa moruna" (dedicada a Halima)





Esta receta y esta entrada va dedicada a Halima Halima Dspep, del blog COCINA A MI ESTILO y  que vemos en estos momentos en DEJA SITIO PARA EL POSTRE el concurso que emite la Cuatro.
Aunque los programas estén grabados , te deseo toda la suerte del mundo.

Como todas estas comidas típicas tiene mil variantes, dependiendo de la zona o de la casa donde se prepare.
Yo la comparo con una olleta, más o menos tiene los mismos ingredientes, por supuesto con el sabor árabe que le aporta el genjibre y el cilantro, pero igual de nutritiva y reconfortante.
Es por eso que es uno de los platos principales para el Ramadán, es lo que primero que se toma cuando el sol se pone y estar todo el día sin comer.

Normalmente se hace con carnes económicas, con el cordero usamos el cuello, la falda, lo que haya con algo de carne y hueso, igual con la ternera y el pollo , pues lo que más os guste.
Puede ser con una sola de ellas o  con la mezcla de varias.

Yo viví durante un tiempo cerca de Rabat, al lado de un pueblo que se llama Témara, al lado del mar, por supuesto, jeje, todo el que me conoce sabe que necesito ver el mar para vivir.
La casa que alquilamos era un chaletito monísimo, en la Plage Sable D´or que como dice su nombre es una playa de arena dorada  preciosa, en realidad todo Marruecos es precioso, no hay más que adentrarse en el y conocer a sus gentes para que te envuelva su encanto  dándote cuenta que formas parte de el.

Mi madre cuando nos íbamos hacia allí me dijo: sé tu misma, pero recuerda que ellos tienen su cultura y su forma de vivir, ya que estas allí aprende de ellos e intenta ser feliz conociendo sus costumbres.

Y eso hice, no suelo hacerme amigas de mi misma edad, no por entonces, tenía una gran amiga, Pilar, nacida en España pero que con la edad de una año sus padres se fueron a vivir allí.
Pilar tenía 55 años cuando yo la conocí, yo unos 35 y junto con su marido Marcelo que era nacido en Italia pero también se fue de niño a Marruecos con sus padres hicimos una amistad preciosa y duradera.
Con ellos y otros amigos, franceses, belgas, alemanes y del mismo Marruecos formamos un grupo de amigos con los que pasábamos unas veladas entrañables.

En nuestras reuniones cocinábamos cada una de nuestro país, pero también aprendíamos a hacer las recetas típicas de los otros, la verdad que han sidos unos días maravillosos y llenos de recuerdos.

Os cuento todo esto para que sepáis el porqué de mi cariño hacia la cocina marroquí, donde los sabores y olores forman un todo que se unen en los platos.

Como la mayor parte de la cocina tradicional de cualquier país, es una cocina sencilla, más bien pobre, con ingredientes que habían en todas las despensas y esta receta cumple todos esos requisitos.
Incluso mucho más sencilla que nuestra olleta, lleva muchos menos ingredientes, no lleva casi hortalizas, pero con la carne, las legumbre, las especias y poco más obtendremos un guiso que no os va dejar indiferentes, os lo aseguro.

Os tengo que hablar también del cilantro, muy parecido al perejil, pero con un sabor distinto y fuerte.
La primera vez lo compré por equivocación y lo puse en el cocido, en gran cantidad, como a mi me gusta ponerle perejil, y vaya catástrofe, mis amigas estuvieron riendo bastante tiempo, yo era la niña del cilantro, madre mía, que desastre.
 Por eso en su justa medida resulta perfecto y aromático, si os pasáis da igual lo que se ponga en la olla, solo sabrá a cilantro.



INGREDIENTES:









ELABORACIÓN:








No dejéis de hacer esta receta, se que os va a sorprender el sabor .