PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

lunes, 29 de julio de 2013

Pollo guisado con verduras



Parecía que  en Junio  no iba a llegar el calor, pero ha llegado y con una humedad que se hace casi insoportable, por lo menos aquí, en Alicante.
No tienes ganas de nada y mucho menos meterte en la cocina para  hacer la comida por mucho que nos guste cocinar.
Por eso un pollo guisado  no nos quita mucho tiempo, se puede tener preparado con antelación y al llegar a casa de la playa o del trabajo tenemos la comida hecha, solo calentar y comer.

En casa a unos les gusta la verdura a otros no, para esos a los que no lo acompaño con unas patatas fritas y se chupan los dedos, os lo aseguro.

INGREDIENTES:
  • Un pollo cortado en trozos o una bandeja de muslos y contramuslos.
  • Una cebolla gorda cortada en trozos.
  • Dos dientes de ajo.
  • Un ramito de hierbas aromáticas, tomillo, romero, laurel.
  • 1/2 litro de caldo de pollo desgrasado o agua y una pastilla de caldo.
  • Un bote pequeño de guisantes.
  • Tres zanahorias cortadas a rodajas
  • Un calabacín cortado en dados.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Tres cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN:

Trocear el pollo y salpimentarlo.
En una olla o sartén ( Yo uso mis sartenes TEFAL ) alta lo doramos con el aceite, lo reservamos.
Partimos la cebolla y la zanahoria y sofreímos junto con los ajos en el mismo aceite que el pollo.
Sacamos y reservamos.
Añadimos a la sartén el calabacín que doraremos solo dos minutos, que le de un poco de color .
Al dorarlo poco lo dejaremos al dente, se hará un poco más al final pero no perderá su firmeza.



En este momento introducimos el pollo con la cebolla y la zanahoria en la sartén.
Añadimos el ramito de hierbas , la pastilla de caldo de pollo desmenuzada por encima , el agua y el vino blanco.
Dejamos que hierva todo  tapado durante unos 20 minutos , media hora.

Cuando el pollo esté hecho es el momento de añadir el calabacín y los guisantes dejando unos cinco minutos más antes de apagar el fuego  para que todos los sabores se mezclen.




Ya tenemos la comida lista .
Sin ninguna complicación, acompañandolo con unas patatas fritas estoy segura de que a todo el mundo le tiene que gustar este guiso.



Un abrazo a tod@s.

Nota: esta receta la vi en la revista Cocina Mía , del año 2001, n´º 55 de Agosto-Septiembre.
No la he hecho tal cual ellos indican, he modificado pocas cosas, añadiendole el vino blanco que ellos no lo incluyen y la zanahoria que tango gusta en casa.

miércoles, 3 de julio de 2013

Espaguetis integrales con ternera y verdura en wok.




Cada vez utilizo menos grasas al cocinar , necesitamos alimentarnos de una manera sana y equlibrada pero también hemos de llevar cuidado con los utensilios que utilizamos , que sean de buena calidad,  de esa forma  nos duraran mucho más y nos harán cocinar de una manera beneficiosa para nuestro organismo.

Para hacer que lo que cocino sea saludable hay que llevar cuidado con el tipo de sartenes que utilizamos, la cocina no solo son los ingredientes, también la batería de cocina.
 Los utensilios  que utilizamos  no tienen que rayar nuestras ollas y sartenes y hemos de hacer un uso adecuado de ellas.
Mis padres tenían unas tiendas de electrodomésticos hace años y una de las marcas que siempre teníamos en casa era Tefal ,  a mi madre le gustaban mucho, eran fuertes , duraderas y de una gran calidad en sus revestimientos, por eso lo he querido comentar en este post.

Las sartenes hay que saber tratarlas también, yo las suelo limpiar pasándoles una servilleta de papel o en caso de que lo que hayamos cocinado nos vaya a dejar gusto en próximas utilizaciones un estropajo muy suave y una chispa de detergente, bien enjuagada es suficiente.
Estas en concreto me gustan por su antiadherencia y con el circulo rojo que tienen en el centro me alerta de cuando tiene la temperatura óptima para empezar a cocinar.

Como dentro de poco he de cambiar mi vitrocerámica, podré comprarme lo que más me guste, ya que estas sartenes van preparadas para todo tipo de cocina, también la inducción.


Los ingredientes de esta receta son sencillos , económicos y fáciles de encontrar.

Espaguetis integrales con ternera y verduras.


Las pastas integrales aportan menos calorías que las pastas tradicionales blancas al contener toda la fibra del salvado y esto hace que nos facilite la digestión, incluso por la noche.
Si a esta pasta la acompañamos de verduras ,  algo de carne y lo aderezamos con especias tendremos un plato completo y nutritivo.

La pasta integral carece de colesterol y trilglicérido y son ricas en fibra, minerales, vitamina b.
La glucosa que contiene es de una absorción más lenta por lo que es recomendable no solo para deportistas sino también para quien desee hacer dieta o simplemente mantener un peso equilibrado.

Para los diabéticos es ideal ya que no produce ascensos bruscos en glucosa (azúcar en sangre).

Como veis no cuesta mucho esfuerzo el cocinar platos ricos pero a la vez guardando todas sus propiedades y adaptandolas a nuestras necesidades.

Por ello os recomiendo utilizar  unas buenas sartenes, las que yo uso son de una gran calidad, en concreto de la marca Tefal.





Vamos a por la receta:

INGREDIENTES:
  • Dos cebollas partidas  en juliana.
  • Dos zanahorias partidas en rodajas.
  • Un calabacín partido en dados.
  • Una berenjena cortada en bastones alargados.
  • Seis champiñones cortados en láminas finas.
  • Dos tomates maduros.
  • 300 gramos de carne de ternera partida en tiras finas.
  • 100 gramos de panceta cortada en tiras finas
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Medio vaso de vino blanco
  • Dos cucharadas soperas de vinagre
  • Sal, pimienta.
  • Azúcar.
  • Nuez moscada y comino.
  • 500 gramos de espaguetis integrales.(Para su cocción: mantequilla o aceite de girasol, sal y una hoja de laurel)

ELABORACIÓN:

Partimos todos los ingredientes e introducimos en el wok  la cebolla y las zanahorias salpimentandolas junto con tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Incorporamos el calabacín y la berenjena, añadiendo más sal, pimienta, nuez moscada y un poco de comino a gusto de cada casa.
Una vez pochado retirar a un plato aparte.






Es el momento de las carnes , sin más aceite, solo con lo que ha quedado en el  wok , las sofreímos y doramos sin sal, para que sellen bien y queden tiernas.
A continuación el tomate a trozos, con un poco de azúcar para quitarle acidez y ahora si, con sal.
El tomate soltará junto con la carne el jugo, se freirá poco a poco y nos dejará la carne si cabe más tierna.




Retiramos del wok reservandolo pero dejando en el caldo.
A este caldo se le añade el medio vaso de vino blanco, las dos cucharadas soperas de vinagre y un poco de azúcar dejándolo reducir,  reservandolo en un recipiente cuando este hecho.

Le toca el turno a los champiñones, los habremos laminado y los doramos en el wok .

Una vez dorado añadimos toda la verdura, carne y caldo que tenemos reservado, así todos los sabores se mezclarán.
Es el momento de rectificar de sal y especias al gusto.








Mientras hemos ido haciendo la salsa, habremos puesto a hervir agua y  hervido en ella los espaguetis junto con sal , una hora de laurel y un chorro de aceite de girasol o un poco de mantequilla.
La pasta siempre la hago al dente , según el tiempo que  indique el fabricante, ni un minuto más.
Tened en cuanta que se hará un poco más al mezclarla  con la salsa.




Mezclamos en el wok los espaguetis con la salsa  y dejamos que todos los sabores penetren en la pasta, esto hará que hasta sola ya sea deliciosa, os lo aseguro.


Como veis es un plato muy completo, si la pasta se hace al dente aunque os sobre al día siguiente sigue igual de buena o si cabe, aún mejor.
Espero que os haya gustado.