PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

martes, 29 de enero de 2013

Alcachofas a la plancha. Técnica con papel de horno.




Hay que aprovechar que estamos en plena temporada de la alcachofa y una de las mejores maneras de comerlas es a la plancha.
Con un poco de sal ,  aceite y limón son una delicia.
Os voy a explicar como hacerlas para que no se os quemen , queden tiernas y se coma casi toda la hoja, no solo el centro.
Yo las hago en la barbacoa de gas, pero se utiliza tanto en cocina   vitrocerámica como  en inducción.
Hay que quitarle las hojas de fuera, si  las alcachofas son muy tiernas no les suelo quitar muchas., con las dos primeras capas es suficiente.
Se le quita el tallo , se pela , se sumerge en un poco de agua y zumo de  limón . Si no los vamos a utilizar se congelan para cocinarlos con   cualquier guiso o tortilla.
Cortamos también el tercio superior.
Las parto en  láminas de medio centímetro,  las sumerjo en agua con limón  de esta manera evitaremos que se oxiden.
Se  calienta  la plancha donde se quieren hacer y se disponen encima como veis en la foto.
Coged un papel de horno,  cortarlo a la medida de la plancha.
Mojadlo bajo el grifo,  sin escurrirlo lo ponemos por encima de las alcachofas.
Tened aparte un cuenco con agua para mojar el papel cuando se vaya secando mojándonos las puntas de los dedos y sacudiéndolas encima .
Bajad el fuego, de esta manera se harán despacio.
 Con el vapor que ellas mismas sueltan  no se quemarán las hojas, solo se tostarán y el corazón quedará tierno.



Solo falta emplatar, se aliñan como más os gusten.
En casa con aceite, limón y sal.



Para mi es una de las mejores formas de comer esta hortaliza.
Cada vez  le saco más partido a este tipo de papel, ya os enseñé como usarlo para el horno, con pescados

o carnes.

En otras recetas os enseñaré como darle más usos.


lunes, 21 de enero de 2013

Magdalenas caseras.


Ya sabéis lo negada que soy para las magdalenas, vamos, hasta el día de hoy no me habían salido y siguiendo los pasos de Conchi y sus recomendaciones lo he conseguido.
Conchi de El puchero de la bruja y yo queríamos agradecer de alguna manera a Silvia de La cuineta divertida todo lo que se desvive por nosotras.
Nos ayuda con los blogs  y no poco. La verdad es que le damos mucho trabajo .
Pero no solo por eso, sino porque ella lo merece, buena persona, siempre está ahí.
Esta entrada es especial para ti, mi querida Silvia.
Gracias por tu amistad.
Con todo mi cariño.


Vamos con la receta:
INGREDIENTES:

  • 3 Huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 125 ml de aceite de girasol.
  • 75 ml de leche
  • 350 gramos de harina de repostería.
  • 3 gaseosas azules y 3 blancas.
  • La ralladura de un limón.
  • Un poquito de bicarbonato.
  • Una pizca de sal.







PREPARACIÓN:



Separar las claras de las yemas.

Montar a punto de nieve las claras con un poquito de sal.
Incorporar en este orden el resto de los ingredientes.
Las yemas de los tres huevos, el azúcar, el aceite, la leche, las gaseosas alternando los colores.
Lo último que vamos a  incorporar es la harina tamizada .
Ponemos los moldes de papel dentro de otros , de silicona o de otro material  como veis en la foto, esto hace que no se abra el papel y queden con forma.
Cubrimos el molde con la masa dejando una tercera parte del molde sin llenar, tened en cuenta debe subir la masa.
Espolvoreamos con un poco de azúcar cada una por encima.

Introducimos en el horno a 170 grados unos 20 minutos ,pero esto depende de lo grande que hayamos cogido los moldes.
Cuando estén hechas las dejamos reposar dentro del horno con la puerta abierta.




Aquí pongo las fotos de mis magdalenas en los moldes.


Hacía mucho tiempo que no me salían, no sé porqué, pero bueno, gracias a los consejos de Conchi ahí están, riquísimas y no con un gran copete pero si muy esponjosas.
También tengo que deciros que esta receta era de  mi madre.
Siempre me han gustado estas con aceite y gaseosas, las de toda la vida.



Conchi, muchas gracias a tí también por todo.
Va por vosotras.

miércoles, 16 de enero de 2013

Ensalada de camarrojas con aliño de ajo y pimentón.

 


Camarrojas o Cichorium intybus.
Según Wilkipedia  una planta silvestre que procede del viejo mundo , se reproduce en los campos de barbecho y en la vera de los caminos.
No hace falta irse tan lejos para encontrarla, si prestáis atención por aquí también las vemos, solo hace falta mirar y darnos cuenta de lo que queremos ver.
.
Las he comprado en el mercadillo,  ahora las encontráis en todos y a unos precios muy buenos, un euro tres manojos como el que veis.
Es de la misma familia que la escarola o la achicoria, con un sabor ligeramente amargo y un poco más dulce en el las hojas centrales.
Se emplea tanto para ensaladas como para hacerlas un poco hervidas y después rehogadas con alguna verdura más o simplemente con aceite y limón.

Sus propiedades:

  • estimula el funcionamiento adecuado del hígado;
  • estimula la secreción de bilis,
  • desintoxicaste y depurativa .
  • cicatrizante.
  • sedante.
  • diurética.
  • expulsión de gusanos intestinales.
 Como veis en nuestra huerta encontramos muchas veces remedio a muchas de nuestras dolencias.




La receta es muy sencilla.

INGREDIENTES:
  • Dos manojos de camarrojas. ( podemos emplear también escarola)
  • Un tomate partido en cuadrados.
  • Una cebolla roja en juliana.
Para el majado del aliño.
  • Un ajo.
  • Una pizca de pimentón de la vera ( regalo de mi amiga Conchi, EL PUCHERO DE LA BRUJA)
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • Un poco de vinagre.
  • Sal. 

ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien las camarrojas, al ser compradas en manojos no vienen  lavadas como las del super .
Se cortan en trozos .
Partimos los tomates y la  cebolla roja.
Lo disponemos en el plato.
Hacemos el majado del aliño picando el ajo con un poco de sal.
Añadimos la pizca de pimentón , el aceite junto con  el vinagre en la proporción que guste en cada casa.
No pasarse con el pimentón que es un poco fuerte, eso  a gustos.
Le añadimos un poquito de agua al aliño , mezclandolo todo bien.
Echamos por encima de la ensalada.



NOTA:
Este aliño se lo hacía mi abuela a esta ensalada y a la de col.
Con el están riquísimas, eso sí, no os podéis acercar a  Victoria Bechham, va a notar que somos españoles.


Una receta de la huerta de la Vega Baja, sencilla y muy rica.


jueves, 10 de enero de 2013

Pollo al horno, receta típica de Alicante.


Este es el típico pollo que se compra en las tiendas llamadas del "Pollastre Alicantí".
Recuerdo de pequeña y de esto  ya  hace años ,  lo encargaba mi padre antes de ir a la playa .
Cuando volvíamos a medio día , lo recogíamos y en un momento comíamos.
Compraban patatas al horno junto con el pollo o mi abuela ya tenía hecha una buena tortilla de patatas.
Eramos cuatro hermanos, mi hermana no había nacido todavía, vivíamos en el barrio de San Blas y ya nos relamíamos cuando íbamos a por el , los veíamos dando vueltas en los ganchos de la máquina,, con todo ese juguito que caía.
Seguro que muchos de vosotros lo habéis comido más de una vez.

Una muy buena amiga de Madrid, me decía que su hijo también le encantaba el pollo hecho de esta manera y yo la verdad es que no he visto a nadie que no le guste.
Un segundin, esta amiga que os comento tiene un blog fantástico, EL PUCHERO DE LA BRUJA, tenéis que conocerlo porque sus recetas son la repera, ni os imanáis como cocina y lo que estoy aprendiendo de ella, de sus trucos y sus consejos.

En breve lo pondrá ella también en su blog, no os lo perdáis.

Vamos a por la receta.

INGREDIENTES:
  • Un pollo limpio entero y con piel.
Para la mezcla de especias:
  • Una cabeza de ajos pelados.
  • Un buen manojo de perejil.
  • sal.
  • Pimienta negra.
Resto de ingredientes:
  • Un vaso de vino blanco.
  • Un vaso de agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.
ELABORACIÓN:

Este pollo no es lo mismo si lo hacéis sin piel, va a perder mucho y la piel bien hecha es de lo más rico que tiene.
Lo primero es limpiarle bien   las plumas que le puedan quedar, que siempre hay alguna.
Hay que quemarlas con cuidado en el fuego o con el soplete o con lo que normalmente usemos.
Un vez quemadas se rasca un poco con el cuchillo, llevad cuidado no rompáis la piel y después lavadlo bajo el chorro del agua.
Lo ponemos en  un bandeja un poco profunda para que admita el caldo que deje el pollo.
Para hacer la mezcla de especias que vamos a añadir al pollo:
Se puede hacer en un robot o en un mortero, el ajo en este caso lo trituraremos como nos guste encontrarlo, mejor bien machacado.
Pelamos los ajos y los introducimos en el  robot de cocina o en el mortero , incorporamos la sal  y el perejil picado.
La pimienta, la iremos añadiendo poco a poco hasta ver que queda el color que os enseño en la foto.
Esta mezcla se puede hacer para varias veces, guardada en el frigo,  en un tarro de cristal aguanta muchas semanas y solo vamos a utilizar para el pollo una cucharada sopera de ella, si os gusta el sabor más fuerte como en mi casa añadirle dos, si el pollo es grande, de más de dos kilos.



Así es como queda después de triturado.





Le introducimos una cucharada del triturado dentro del pollo y un poco más por fuera junto con un buen chorro de aceite de oliva, el vaso de vino blanco y el vaso de agua.

Para que quede jugoso tapo el pollo con papel de horno, previamente mojado y puesto encima .


Cuando falten unos 20 minutos para acabar el asado, se le quita y se deja que el pollo se dore por todos lados, si es necesario poned  el grill.

Como veis no queda seco para nada, con su caldito, a los niños les encanta mojar las patatas fritas en el.


Ya veis, la piel tostada y crujiente y el interior sabroso y suculento.



Que me decís, ¿no mojaríais las patatas en esa salsa?


Lo mejor de todo es el poco trabajo que da, perfecto para dejar hecho , ir a la playa o al campo y comer cuando llegamos, incluso frío esta riquísimo.



                               BUEN PROVECHO!!!!