PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

sábado, 9 de septiembre de 2017

PECTINA natural de manzana.




Esta es una receta que tenía muchas ganas de preparar.
Me encanta cada vez más cocinar lo más sano posible  y cuanto más naturales sean los ingredientes que echemos a las elaboraciones mucho mejor.
Vi hace mucho tiempo en el blog "La mesa de garnacha"como hacía  la pectina natural con manzanas.
Mas tarde mi querida Conchi del Puchero de la Bruja lo comentó, ella también había visto la receta y desde entonces no hemos dejado de pensar que teníamos que incluirla en los blogs.
Esta es su receta, AQUÍ.

La pectina se usa para espesar en este caso las mermeladas.
Se pueden  encontrar en supermercados y grandes superficies, en polvo, de varias marcas pero nada puede compararse a la casera y con ingredientes tan naturales y saludables como las manzanas.

La pectina natural de manzana la usaremos para aquellas frutas que no la contengan o lo hagan en poca cantidad como son las fresas, las cerezas, los melocotones, fresones, frambuesas,....

Y por el contrario hay frutas que la contienen en mayor cantidad, entonces no hará falta o usaremos solo un poco para que gelifique nuestra mermelada.
Las frutas con gran cantidad de pectina son los cítricos como las naranjas, limones, mandarinas, pomelos y también otras como los albaricoques, manzanas, moras, arándanos, plátanos, ciruelas, etc.. eso si, se encuentra sobre todo  en las pieles.

Las manzanas contienen una proporción de 0.50 gramos de pectina por cada 100 gramos de fruta.

En otra ocasión veremos las verduras que también la contienen.

Vamos a ver su elaboración que aunque es muy sencilla la he querido hacer con un paso a paso.


INGREDIENTES:
  • Un kilo de manzanas, Granny Smith lo más ácidas y  verdes posibles. En la fruta madura la pectina se encuentra en menor cantidad.
  • Agua para cubrir las manzanas.
  • Un paño de algodón o una gasa grande
  • Un colador.



Labaremos las manzanas muy bien ya que hay que hacerlas con su piel.




Cortamos las manzanas sin quitarles ni la piel ni las semillas.
Las ponemos en una olla y llenamos con agua sin llegar a cubrir.


Cocemos a fuego medio durante una hora, con la olla tapada casi del todo para que el agua que evapore vuelva a la olla, aún así algo se evapora siempre.



Después de la hora dejamos enfriar.
 Echamos las manzanas encima de un paño de algodón o una gasa (yo prefiero un paño) que habremos puesto encima de un colador y este dentro de una fuente honda para que escurra el líquido.



Le daremos vueltas al paño para ayudar a escurrir las manzanas todo lo posible, al final se queda en menos de la cuarta parte.
Lo podemos dejar si no hace mucho calor fuera de la nevera para que escurra durante unas horas o toda la noche pero entonces meter en el frigo.



Al final este es el resultado, un liquido de un color precioso y que podremos congelar en porciones para usar cada vez que vayamos a hacer una mermelada.
Pero también podemos beberla, nos ayudará a limpiar nuestro organismo de toxinas.

Me ha salido un litro de pectina que podemos congelar en bolsas o tarros con unos 60-70 ml en cada uno.
Esta será la medida por kilo de fruta.
Yo he usado flaneras que es la medida exacta, luego un vez congeladas he sacado y guardado en una bolsa todas juntas, son como  cubitos de hielo.

Pero la pectina no solo podemos usarla para este fin, también nos ayudara a desintoxicar el organismo de una manera sana y natural.
También juega un papel importante en la eliminación del colesterol nocivo.
Si queréis saber más os dejo un enlace para que obtengáis mayor información. AQUÍ.



La manzana que ha sobrado hecha papilla la podemos usar para añadirla a un bizcocho, un pan o unas galletas.
Tendrás que colarla eso si, para quitarle las pepitas.
La ponemos en un colador y con la ayuda de una cuchara la vamos pasando para que las semillas queden en el.

En breve pondré una mermelada hecha con ella, la ha dejado con un espesor fantástico y sin añadirle ningún componente químico.

Espero que la pongáis en practica, ya veréis el buen resultado que da.

8 comentarios:

  1. Al final lo hicimos, nos hemos puesto de acuerdo para publicar la receta de la peectina, te ha quedado genial y las fotos preciosas, ahora a usarla preparando ricas mermeladas.
    Un beso muy fuerte amiga

    ResponderEliminar
  2. Muy fácil de preparar y muy práctica. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa, me ha servido mucho tu receta, no tenia ni idea de como se hacia, ahora ya lo se, gracias a ti, Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que interesante, cuanto me gusta esta receta, hice mirabeles en almíbar y por no saber que existía esto no se la puse y eso que la receta la requería para espesar el almíbar, Además tenemos en el huerto manzanas de esa variedad y aprovecharé para hacer esta maravilla de pectina...Bess

    ResponderEliminar
  5. Es un truco muy útil y lo has representado muy bien, un besote amor, ¡¡

    ResponderEliminar
  6. Mira que yo tambien quiero hacerlo, me fijare bien el vuestra receta , un besico guapa!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola María Teresa! Yo también llevaba mucho tiempo sin pasar por tu blog ¡te había perdido la pista! qué alegría me ha dado ver tu comentario en mi blog porque así te he recuperado y ya verás que paso a menudo y no me pierdo nada que lo que prepares.

    Esta pectina me ha resultado muy curiosa ¡tomo buena nota! y si haces el bizcocho de berenjena espero que me digas qué te ha parecido

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Gracias por entrar en mi cocina, por favor si os hacéis seguidores dejadme en el un comentario un mail o el blog al que pertenezcáis ya que no siempre lo puedo ver cuando pincho en los seguidores.
Agradezco de antemano vuestras sugerencias y comentarios.
Os visitaré lo antes posible.