PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

jueves, 25 de febrero de 2016

Guiso de tallarines con costillas.



Este es un guiso muy económico y perfecto para principiantes.
Se tiene preparado y listo para comer en una hora más o menos, por lo que  nos viene fenomenal si tenemos poco tiempo para cocinar.
Además si lo  dejamos casi todo preparado para cuando lleguemos del trabajo da igual a medio día que por la noche, faltando solo calentar y echar la pasta que prefiramos os aseguro que lo tendréis entre vuestros favoritos para cocinar a menudo.





LOS INGREDIENTES SON POCOS Y FÁCILES DE ENCONTRAR: ( 4 personas)

  • Dos patatas grandes.
  • 400  gramos de costilla de cerdo cortada.
  • 1 cebolla grande picada
  • 1 pimiento pequeño picado
  • 2 tomates rallados o 5 cucharadas soperas de tomate triturado.
  • Un puñado para cada comensal de fideos gordos, finos, tallarines como es mi caso partidos, etc.. la pasta que más os guste.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta molida.
  • Una cucharada de café pequeña de pimentón.
  • Una cucharada pequeña de ñora molida. ( optativo)
  • Una hoja de laurel (optativo)
  • Dos  dientes de ajo





ELABORACIÓN:

Picamos la cebolla, el pimiento  y doramos en la olla donde queramos preparar el guiso con aceite de oliva y los ajos partidos.
Una vez frito, sacamos, reservamos y hacemos lo mismo con las costillas previamente salpimentadas.
Reservamos también, cortamos las patatas y las hacemos en cachos que doramos en el mismo aceite dándoles unas vueltas reservando junto a lo sofrito anteriormente.
Rallamos los tomates, freímos por último con sal y pimienta añadiendo la cucharada pequeña de pimentón y si tenéis una de ñora en polvo, sino con el pimentón es suficiente.
Echamos todo lo reservado a la olla, añadimos un litro y medio o dos de agua o caldo de verdura o ave y dejamos que cueza durante media hora, si hay tiempo mejor una hora a fuego medio.
Con la cocción la carne se reblandece y suelta el jugo y su sabor, el caldo espesará y ligará con la patata pudiendo chafar uno o dos trozos cuando esté cocida para espesar más si es así como nos gusta.
Añadimos casi al final la pasta escogida, en mi caso tallarines partidos hasta que estén tiernos.
Apartamos y dejamos reposar el guiso unos minutos.


Si queréis completar con verdura de temporada el guiso añadirle unas alcachofas, habas o bien un poco de chorizo o punta de jamón, pero con los ingredientes que he puesto en la receta ya sale muy rico.

Para los principiantes: cuidado con el pimentón.
Si echamos al aceite el pimentón se nos puede quemar y estropear todo el guiso, por eso lo pongo junto con el tomate, de esta manera no hay ningún problema.



Espero que os haya gustado, se que a más de uno le vendrá muy bien un guiso como este.

sábado, 20 de febrero de 2016

Babá al ron



Con el mes de Febrero llega un nuevo Desafío en la cocina, esta vez de la mano de la boss alicantina Maria Antonia Sempere.
Su propuesta no podía ser más dulce, sencilla y deliciosa. Unos ricos BABÁS bien "emborrachados" en almibar y con un ligero toque a ron, en mi caso.
Como todos los meses si entráis en el blog del grupo DESAFÍO EN LA COCINA tendréis muchas ideas para elaborarlos,  como si fuese  una clase magistral. Los componentes del grupo  comentamos nuestras experiencia al hacerlo, nos ayudamos unos a otros y comentamos en muchos casos los inconvenientes que hemos tenido y el resultado final.
El fin de este grupo no es solo divertirnos al cocinar recetas que en muchos casos no haríamos porque desconocemos o no nos atrevemos, es que esa receta del mes llegue a buen fin, aprendiendo unos de otros, cada uno a su estilo aunque tengamos que hacerla varias veces en algunos casos.


Con las cantidades que os indico en la receta salen unos siete babás  que he hecho en flaneras desechables, de las que obtenemos al comernos un flan comprado en cualquier supermercado.
Como siempre no me complico ni con moldes ni con ingredientes, si lo puedo evitar.
Mi receta es de los Hermanos Torres, con algún pequeño cambio.

INGREDIENTES:

PARA LA MASA DE LOS BABÁS:
  • 130 gramos de harina de fuerza.
  • 10 gramos de miel o almíbar en conserva de la fruta con la que acompañemos el babá.
  • 3 huevos tamaño L
  • 6 gramos de levadura.
  • Un pellizco de sal
  • Una cucharadita rasa de café pequeña de vainilla.
  • 50 gramos de mantequilla en pomada.
  • 30 ml de leche templada.
PARA EL ALMÍBAR:
  • 1 litro de agua.
  • 400 gramos de azúcar.
  • Unas hojas de hierbabuena o menta.
  • La piel de un limón.
  • La piel de una naranja.
  • 80 ml de ron de caña o el licor que más os guste.
 Para acompañar melocotón en almíbar.


ELABORACIÓN:

Elaboramos el almíbar calentando en un cazo el agua, el azúcar, las pieles de limón y de naranja y las hojas de hierbabuena o menta.
Dejamos cocer unos diez minutos, cuando veamos que ha reducido un poco y espesado es el momento de añadir el licor que estará cociendo dos o tres minutos más. Ese tiempo es más que suficiente para que el alcohol se evapore y quede solo su sabor.
Reservamos.

Para la masa de los babás mezclamos en una batidora de amasar la harina, la levadura disuelta en la leche templada, la sal y la miel o el almíbar y la vainilla.
A continuación añadiremos los huevos uno a uno hasta que queden perfectamente incorporados.
Tapamos el bol con un paño o papel film y metemos en un sitio cálido hasta que doble su volumen.
Esto dependerá de la temperatura de la cocina por eso si hace frío calentamos a 50 grados el horno, apagamos y metemos dentro el bol, así subirá la masa que pongamos dentro como si fuese verano.





Una vez veamos que ha subido, cogemos los moldes o molde que vayamos a utilizar y lo untamos con mantequilla.
Llenamos solo hasta la mitad con la masa. Os podéis ayudar de una manga pastelera o una cuchara de cocina.
Dejamos subir la masa de nuevo, yo en mi caso no lo hice y quedaron muy bien.
Horneamos con el horno precalentado a 180 grados durante 20 minutos.
El tiempo de horno va a depender del tamaño de los moldes.
Sabremos si está hecho cuando al pincharlo sale el palillo limpio, como en cualquier bizcocho.
Pero no abrir el horno antes de tiempo o se bajará.
Sacamos del horno y dejamos enfriar.


Sacamos los babás de los moldes pasandoles un chuchillo por el borde y con unos ligeros golpes con el recipiente un poco ladeado y boca abajo saldrán sin problemas.

Los metemos dentro del almibar y los dejamos que empapen unos minutos. El tiempo dependerá de lo empapados que los queramos.



Emplatamos acompañándolos con la fruta en almibar, el helado, la nata montada o simplemente solos.




lunes, 15 de febrero de 2016

Como enviar nuestro amigo invisible sin colas y a buen precio.

¿Quién no conoce el juego del amigo invisible?
Creo que casi todo el mundo lo conoce.
Los que tenemos blogs de cocina y estamos en algún grupo, amigos de trabajo, de estudios o simplemente amigos, familias, etc...
Es un juego muy extendido por multitud de países, divertido, que nos llena de ilusión por no saber que vamos a recibir ni de quien.

Esta navidad me propusieron participar en uno de esos juegos pero las largas colas de correos y el alto precio que tenía el mandar el paquete lo hicieron imposible.
Estas fiestas al coincidir con las elecciones las colas en Correos eran desesperantes, de más de media hora y eso si había suerte.

Otro inconveniente era el peso, si pasaba de dos kilos el precio se multiplicaba y al final costaba más mandarlo que lo que había comprado.
Todo ello me hizo tomar la decisión de no participar.

También y con el mismo problema me encontré si quería mandar algunos regalos a familia que tenemos en el extranjero.
Todo ello me ha llevado a buscar una empresa de paquetería que me soluciones este problema.
Y al final he dado con ella.
 Pinchando en el logo os dirige a su página.

PACKLINK.EShttp://www.packlink.es/es/


 Los envíos nacionales los tenemos con un 50% de descuento, pudiendo mandar un paquete de 10 kilos por
5.99 euros.
Y como esta oferta tienen muchas más, tanto en nacionales como en envíos internacionales..

No dejéis de visitar su página, seguro que os solucionan más de un problema como me ha pasado a mi.


jueves, 11 de febrero de 2016

Pato asado al Oporto con manzanas y patatas.




Esta receta me ha sorprendido muy gratamente, llena de sabor y fácil de elaborar.
La vi en el programa de Bruno Oteiza y como tenía un pato en el congelador decidí a hacerlo.
¿El resultado? Simplemente delicioso



INGREDIENTES:
Hierbas provenzales.
Aceite de oliva o grasa de pato si la tenemos ( la podemos sacar del mismo pato derritiendo en una sartén un poco la grasa que tiene.)
Sal
Pimienta.
Una pizca de azúcar.
Dos  bolsas de asar
Patatas
Manzanas
Una cucharadita de café, la pequeña, de goma xantana.o el espesante que utilicéis.
50 ml de Vino de Oporto.
20 ml de Coñac.
1 vaso o dos de agua.
Tomatitos cherry.





ELABORACIÓN:

Revisamos el pato y le quitamos  las pequeñas plumas que le puedan quedar.
En mi caso le he cortado las puntas de las alas y las he reservado para la salsa que haremos más tarde.
Mezclamos en un bol una cucharada sopera de hierbas provenzales, con un chorrito de aceite, sal y pimienta. y un poco de Coñac.
Con una cucharada pequeña hay suficiente, es solo para que se adhieran las hierbas al pato, este ya soltará su propia grasa.
Untamos con esta mezcla el pato por dentro y por fuera.
Metemos en la bolsa, la cerramos y le hacemos dos cortes a la bolsa por la parte superior para que salga el vapor.
Metemos al horno a 170 grados durante hora y media o dos horas.

Bruno lo hace con menos tiempo y con más grados pero yo prefiero de esta manera. Si fuese otro tipo de ave como pollo o pavo si que le daría más potencia y menos tiempo.

Es mejor hornearlo a baja temperatura, la carne de pato es mas dura que la de otras aves y necesita una cocción lenta.
Pasado este tiempo sacamos del horno y de la bolsa con cuidado de no quemarnos por el vapor que sale.
Trinchamos el pato separando los muslos y contramuslos, las pechugas y las alas de la carcasa.
Reservamos el caldo que haya soltado la cocción del pato.



Lavamos bien las patatas ya que las queremos hacer con su piel.
Hacemos lo mismo con las manzanas..
Lo partimos todo como más nos guste, yo lo he hecho en gajos y metemos en la bolsa de asar junto con las hierbas provenzales, aceite, sal, pimienta y un poco de Coñac. Vamos moviendo la bolsa para que todo quede bien impregnado de la mezcla de adobo.
Metemos al horno la bolsa (cerrada y con unos agujeros igual que el pato) sobre media hora o un poco más, dependiendo de como las hemos partido. 
He metido la bolsa en el horno cuando el pato llevaba tres cuartos de hora en el horno.




Pasamos a hacer la salsa de Oporto. Troceamos la carcasa y la ponemos en una olla pequeña  con un poco de aceite, muy poco, y doramos la carcasa , añadimos un poco de coñac y flambeamos. 
Si os da miedo flambear no pasa nada, el alcohol se va a evaporar de igual manera .
Añadimos un vasito de Oporto y dos de agua con un poco más de sal, una chispa de azúcar y pimienta negra. Le ponemos también una cucharadita de café, la mas pequeña o la punta de un cuchillo de goma xantana si tenéis o el espesante que soláis utilizar y reducimos unos minutos más.




Pasamos a la fuente de horno de nuevo los trozo de pato que teníamos reservados junto con las patatas y las manzanas.
Le he añadido unos tomates cherry partidos por la mitad que tenía.
Colamos encima la salsa y metemos al horno durante 15 o 20 minutos para que se caliente y se dore.


Bruno lo acaba con la cazuela en el fuego, hacedlo como más os guste.
Os dejo el enlace del programa para que lo podáis ver, a mi no me han salido bien las fotos de la salsa y así lo veis con claridad.



Como muchas recetas tardamos más en escribirlas que en hacerlas, ya veis lo fácil que es.
Si no tenéis pato con cualquier pollo de campo o unos buenos trozos de pavo queda igual de exquisito.
No dejéis de hacerla, ya me contaréis.

¿A que dan ganas de meter el tenedor?

jueves, 4 de febrero de 2016

Pan rústico fácil con ciruelas secas, nueces y semillas.



Este es uno de los panes más fáciles de hacer, con harina panificable que podemos encontrar en cualquier supermercado y al que le hemos añadido semillas, nueces y ciruelas secas, que le aportan sabor y no pocos beneficios para la salud.
Podemos hacer un pan de medio kilo como es este caso o dividirlo en porciones donde nos saldrán de 5 a 7 dependiendo del tamaño que queramos y de la forma que escojamos.
A mi me gusta más así porque por las mañanas una buena rebanada junto con un café o infusión y un zumo tenemos un desayuno perfecto.

Vamos con la receta.

INGREDIENTES:


  • Medio kilo de harina panificable, en mi caso Harina Rústica del Lidl.
  • 10 gramos de sal.
  • 5 gramos de levadura de panadero. (Suelo comprarla en Mercadona)
  • 300 ml de agua.
Para incorporar cuando tengamos hecha la masa he puesto:
  •  Ocho o diez ciruelas secas quitándole el hueso.
  • Un puñado de semillas, nueces y frutas deshidratadas. (Compro una mezcla en el Mercado Central de Alicante que venden al peso), también lo encontraremos en supermercados y herbolarios.
ELABORACIÓN:

Disolvemos en el agua apenas tibia la levadura e incorporamos la harina y la sal.
Amasamos a mano o si tenemos robot con las varillas de amasar.

Hay que amasar hasta los ingredientes se unan, si lo hacemos con máquina veremos que llega un momento que tenemos que seguir a mano.
Pondremos un poco de harina en la encimera de la cocina y amasaremos hasta formar un bola.quedando la masa elástica.
Metemos la masa en el bol y cubrimos con un paño o film de cocina.
Reservamos en un lugar cálido de la cocina, yo suelo calentar el horno a 50 grados, apagarlo y lo metemos, ese calor es suficiente para que leve adecuadamente.



Aquí la vemos, comprobamos que ha doblado de volumen, al lado  la harina que he usado.


Estiramos la bola con el rodillo y  esparcimos las semillas, nueces y ciruelas secas sin hueso por encima.
Podéis escoger lo que más os guste para el relleno o simplemente no poner nada.


Doblamos la masa hacia adentro hasta formar una bola, no pasa nada si algo de la fruta quedan en los bordes, con que esté tapado con una fina capa masa por encima para que no se requeme con el calor del horno es suficiente.



Una vez tengamos formada la bola de nuevo la ponemos con papel de horno o parafinado en un recipiente.   El horno lo estará precalentado a 200 grados.



Espolvoreamos por encima de la masa harina para que así al crecer se vean dos colores, el blanco de la harina y el tostado del pan. Esto es optativo pero queda más bonito.
Con un cuchillo afilado le hacemos unos cortes que le dará una forma más apetecible.
Volvemos a meter al horno con una temperatura cálida, igual que en el primer levado, no se os olvide que el horno ha de estar apagado.. 
En unos tres cuartos de hora o una hora  la masa ha duplicado su volumen.
Si la temperatura que tenemos en la cocina es fría la masa subirá pero tardará mucho más tiempo.



Pasada una hora  ha levado al doble de su tamaño y está listo para hornear.


Calentamos el horno a 200 grados y ponemos un bol con agua en el suelo del horno.
El vapor que produzca el agua hará más crujiente la corteza del pan.
Horneamos durante 45 minutos a 200 grados.
Sabremos si el pan está cocido si al golpearlo con los nudillos de la mano lo notamos hueco, el ruido que produce es inconfundible.


A lo mejor es necesario darle la vuelta y hornearlo cinco minutos más dándole la vuelta.
Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.




Aquí tenéis el corte del pan, donde se ven las ciruelas secas y el resto de ingredientes que iremos encontrando conforme se vayan partiendo las rebanadas.
Si optamos por hacer bollos o barritas pequeñas el tiempo de cocción será de unos 15 ó 20 minutos.
Acordaos de comprobar golpeando el pan para saber si está bien cocido.



Espero que os haya gustado la receta. Es un pan que podemos tener hecho en una mañana y nos sacará de más de un apuro, os lo aseguro.

Fuente de la receta: Libro del PAN de Xabier Barriga. Editorial Gijalbo.