PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

martes, 27 de agosto de 2013

Pasta brick casera.





No puedo hablar de esta pasta sin hablaros antes de Halima de quien he sacado la receta.
Marroquí , de Safi, vive en Ciudad Real, que suerte tienen los de allí.
Desde el primer segundo que hablas con ella ya te esta dando consejos, propuestas, ideas de una manera fácil, para que hasta los más inexpertos sepan hacer cada una de sus recetas.
Si a eso lo acompañas de unos vídeos fabulosos donde no deja de cocinar y hablar al mismo tiempo, vamos que ya quisieran muchos programas de cocina, el éxito al hacer sus recetas está asegurado.



Su blog COCINA A MI ESTILO no os lo podéis perder.
Es una ventana para adentraros  en la cocina marroquí, en su cultura, en su aroma y aprender  a combinar especias.
También la encontráis en facebook , en dos páginas:
https://www.facebook.com/cocinaamiestilo?fref=ts

Y en la siguiente donde encontramos  los dulces que hace, ya no hay  ir a Marruecos para comerlos, ella  os lo manda al punto de España donde  os encontréis.

https://www.facebook.com/AromaDAzahar


Os dan ganas de coger uno???



¿Que os parecen???, deliciosos , ¿verdad?.
No tardéis en visitarla.

Vamos con su receta, sencilla a rabiar!!

INGREDIENTES;

Una taza de harina.
Una taza de agua.
Una pizca de sal.

ELABORACIÓN:




En un bol mezclamos los ingredientes hasta que hagamos una gacha sin un solo grumo, lo podéis triturar con una batidora.
En una sartén caliente, lo mas nueva posible, si tenéis una para las tortillas , perfecta.
Sin nada de aceite ni ninguna grasa y con la ayuda de un pincel, pintamos el fondo de la sartén, como Halima dice, si hace falta la levantamos un poco del fuego para que no se reseque la masa demasiado rápido.
Como veis en la foto, pintamos el fondo y en unos pocos minutos se irá desprendiendo por los bordes, a mi aunque fina , no me salió tan uniforme como a ella, pero bueno, es cuestión de práctica.


Un pincel normal, de pintar de toda la vida es mejor que uno de silicona para esta receta.
Nuevo y con cuidado que no suelte pelo reparte la masa de manera más uniforme que el de silicona.
Si la masa os sale un poco gruesa le daremos la vuelta para que se haga por ambos lados.

Aquí os dejo el enlace de su receta para ver su vídeo .
http://cocinaamiestilo.blogspot.com.es/2013/03/pasta-brick-casera-video.html




Ya la tenemos dispuesta para cualquier preparación, pastela, briuats, lo que os apetezca o vuestra imaginación os haga cocinar.

¿0s animáis a hacerla??? seguro que si.


lunes, 19 de agosto de 2013

Buñuelos de lechuga de mar y mejillones





Hace días, Helena del Valle me envió un kilo de arroz de Calasparra y un paquete de algas , en concreto LECHUGA DE MAR.
Si no la conocéis os estáis perdiendo uno de los mejores blogs de cocina que hay.
En el no solo vais a encontrar recetas de cocina, también sus vivencias contadas de una forma única, amena ,  unas veces triste y otras divertida.
Su blog se llama El PUCHERO DE HELENA, en muchas ocasiones y esto se lo he dicho a ella, no solo leo su entrada, también los comentarios de los demás y es que despierta muchos sentimientos que  nos hace reflexionar sobre el tema del que habla  en ese momento.
Es como ir al psicologo sin pagar un duro.

En cuanto a las algas que es la receta de esta entrada me ha dejado con un agradable sabor de boca.
Cuando era más joven, me encantaba ir a las rocas que hay frente a casa, a bañarme,   bucear, coger lapas, erizos y me gustaba muchísimo chupar alguna hoja de algas, en concreto la posidonia.


Un gusto a mar que me  encanta y que he vuelto a encontrar en esta alga, La lechuga de mar.

Me he permitido copiaros un poco de información sobre esta alga:
  • Alga verde de forma laminar, con largas hojas le dan un aspecto similar al de una lechuga. Crece en la mayoría de los océanos del mundo, con especies autóctonas en Europa, lo que ha incrementado su uso alimentario en los últimos años, especialmente en Oriente Medio. Es de textura flexible y tiene un sabor pronunciado que recuerda a los mariscos. Rica en minerales y clorofila, dispone también de vitaminas A, B y C.
  • En el mercado generalmente las encontramos deshidratadas. Se consumen en crudo en ensaladas, como guarnición de pescados y mariscos,… aunque también pueden añadirse deshidratadas directamente al caldo en sopas, salsas,….
  • Requieren una rehidratación en agua fría de unos 5 minutos.

Viene al vacío, plegada ,  parece que haya poco por el peso, pero al desdoblar las hojas vemos que hay una buena cantidad de ellas y que su olor nos recuerda al mar.


LECHUGA DE MAR.

Hoy las  he usado hidratandolas  y haciendo buñuelos con ellas.
¿Se parece a una lechuga, verdad?

Con cinco minutos en el agua basta para que hidraten.


Helena en su blog MI PUCHERO  las llamó tortillitas y pinchando en su nombre os guiará a su receta, que casi he hecho igual, solo he cambiado las gambas por mejillones, pero en los dos casos el sabor es delicioso.

A por la receta:

INGREDIENTES:
  • Lechuga de mar.
  • Mejillones, si son gordos uno por cada buñuelo. Ya hervidos, yo los tenía hechos a la cerveza.
  • Una cerveza, solo vamos a utilizar una poca.
  • Unas cucharadas de harina de garbanzos, ( yo use la harina que me regaló mi amiga CONCHI ) o harina normal.
  • Un huevo.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite para freir , un oliva suave o girasol.
  • Un poco del caldo de la cocción de los mejillones.





ELABORACIÓN:

Batimos el huevo, añadimos harina de garbanzos , un chorrito del agua de los mejillones,  cerveza y vamos haciendo una gacha, que quede un poco espesa a la que salpimentaremos.
Aunque sea un alga debemos ponerle   un poco de sal, sino resulta un poco sosa.
En cuanto hagamos la primera veremos si nos hace falta que le pongamos más harina.

El alga una vez hidratada en agua, como veis  no le hace falta mucho tiempo, separamos una porción, escurrimos con las manos y las abrimos un poco para ponerle dentro un mejillón, como en la foto.




Pasamos al plato con la gacha  y le damos vueltas para que se  impregne bien de ella y que penetre un poco también por dentro.

En el aceite caliente freímos hasta que estén doradas.
Las pasamos a un plato con papel absorbente  y comemos calientes.

Ya veis un aperitivo que tendremos listo en unos minutos .



Ya sabéis una buena forma de comer las algas, ¿os atrevéis a usarlas?

miércoles, 7 de agosto de 2013

Secar tomates y pimientos al sol. Envasado.


Todos los veranos hago mis tomates secos al sol.
En cinco o seis días los tenemos listos o para gastar o envasar.
Ya sé que este verano en el norte y otros sitios de España no es que haga mucho calor y sol, pero aquí , en Alicante nos achicharramos literalmente y para secar los tomates es ideal.




Hacerlos es muy fácil.
Podemos emplear la variedad de tomates y de verdura en general que queramos.
Solo hay que tener SOL , por supuesto y SAL.

Pueden ser tomates cherry, que en este caso solo con partirlos por la mitad será suficiente y en tres días estarán listos.
Si son más grandes yo los parto a rodajas de un dedo de gruesos, pero eso ya va a gustos y de la prisa que tengamos.
Una cosa muy, muy importante es guardarlos por la noche, así no se humedecen con el relente y no se estropean.


¿Porqué usamos la sal?
Para mi es fundamental, es la única manera que yo tengo de  que las moscas no se posen y piquen los tomates, no tengo fresquera como había antes.
También hace que se les vaya antes la humedad, que sequen antes y de paso ya los tenemos salados.

Por lo tango en pocos pasos y en unos pocos días tenemos nuestros tomates, pimientos, calabacines, etc listos para su uso.
Luego los podremos emplear en platos tradicionales o para nuestras cocas, bizcochos etc...


En una bandeja , yo siempre pongo papel de aluminio, hace que coja más temperatura y sequen antes , disponemos los tomates , pimientos, etc.. cortados.
Los corto en rodajas y así tardo menos días, ya que los compro grandes.
Los pimientos los abro y los ordeno también en la bandeja.
Un poco de sal por ambos lados del tomate  y al sol.

Hay veces que hace falta darle un poco de inclinación a la bandeja, si suelta un poco de caldo se ira hacía abajo y no pudrirá el tomate  y lo secará antes.

También se les da la vuelta de vez en cuando para que vayan secando por ambos lados y lo guardaremos por la noche como os dije antes.

A los cuatro o cinco días, dependiendo del grosor que le hayamos dado ya los tenemos listos para guardar.

Hay veces que hay que volver a echarles un poco de sal por encima, pero si somos cuidadosos y vamos dándoles la vuelta casi que no hace falta.
Yo los conservo en aceite de oliva virgen extra.

Llenamos un tarro esterilizado con los tomates o la verdura que hayamos secado, bien juntitos y lo acabamos de llenar con el aceite, si queremos podemos incluir alguna guindilla, pimienta en grano, etc... eso ya va a gustos.




Ya veis, es fácil , ¿verdad?

¿Os animáis a hacerlo?, seguro que si.

sábado, 3 de agosto de 2013

Calamares rellenos y guarnición de arroz con olivas verdes



¿Quien no conoce a Carlos Herrera?, yo creo que todo el mundo, y ¿su faceta como cocinero?, esto a lo mejor menos gente.
Tengo desde hace muchos años un libro que publicó: La cocina de Carlos Herrera.
Donde nos cuenta sus vivencias, como cocinaban su madre y su abuela.

Hay una frase en la introducción del libro que para mi define lo que es la cocina:
 "Es cocina de cada día, de la que crea costumbre, de la que educa a la futura memoria.
Cocina popular , en una palabra."

O esta otra:

" No debemos olvidar que los sabores son una forma de memoria como otra cualquiera:!Cuantas veces no habremos evocado el pasado al volver a saborear un plato después de muchos años!

No me canso de leer su libro porque me recuerda mi casa también, cuando yo asaltaba a mi abuela que era la que llevaba la batuta en la cocina, preguntando, apuntando, oliendo, pero como ella me decía, hasta que no te pongas en los fogones no vas a aprender de verdad, a cogerle el punto a las cosas y que razón tenía.

Esta es su receta , solo he añadido algunas gambas, no desdice de su receta y me apetecía.

INGREDIENTES:

  • 8 calamares medianos
  • Una cebolla mediana picada.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos duros
  • 100 gramos de aceitunas rellenas de anchoa o sevillanas, las que más os gusten
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Un vaso de vino blanco
  • Arroz,( en mi caso salvaje, una mezcla que venden en Mercadona de tres tipos de arroces.)
  • Una docena de gambas peladas.( las cabezas guardarlas para el sofrito.
ELABORACIÓN:


En una sartén TEFAL incorporamos un poco de aceite y freímos la cebolla picada, cuando este dorada añadimos las aletas y las patas de los calamares troceadas y las colas de las gambas peladas y troceadas también con sal y pimienta. Apartaremos algunas colas unas cuatro para adornar luego con ellas el plato.
Cuando vayan cogiendo color apartamos a un lado el sofrito y echamos las cabezas de las gambas que se frían , aplastandolas con una rasera o pala de madera, de esta manera soltarán el jugo y aportarán mucho más sabor.
Retiramos las cabezas bien escurridas, si hace falta se ponen en un colador y se acaban de machacar, hay que aprovecharlo todo.
Se separa la sartén del fuego y dejamos que temple.
Añadimos al sofrito ya en frío , los huevos duros picados, las olivas picadas.
Habremos hecho un poco de arroz hervido al punto, como nos indica el fabricante en la bolsa con un poco de aceite y unos ajos
Unas cucharadas de este arroz se le añade al relleno, el resto es para la guarnición.

Rellenamos los calamares y les ponemos un palillo para cerrarlos, así no se les sale nada.Reservamos.

En la misma sartén donde hemos hecho el sofrito y con lo que queda del relleno incorporamos el resto del arroz, dándole unas vueltas para que temple y mezclen todos los sabores.
Las colas de las gambas que habíamos separados, las hacemos unos tres minutos en esa sartén, lo suficiente para que queden al punto  y perfectas, con una chispa de sal.



Los calamares al estar crudos menos el relleno hay que terminarlos.
En la misma sartén donde hemos hecho todo, quitamos el arroz con el resto de la guarnición y dejamos separando en un sitio templado, no preocuparos, el arroz no se pasa.
Freimos dos ajos en la misma sartén  y  los calamares con un poco de sal, cuando estén dorándose por ambos lados echamos por encima y un poco de vino blanco y un poco de agua, dejamos hervir unos 15 minutos para que estén tiernos.
Si vemos que se evapora mucho líquido le añadimos un poco más y rectificamos de sal y pimienta.

Esa salsa que va a soltar es la que luego va a acompañar a los calamares y la guarnición.

Servid los calamares acompañados de la guarnición de arroz, que no es ni mas ni menos que arroz con todo el relleno de los calamares.
Mas fácil no puede ser y como veis por las fotos creo que resulta un plato muy especial.

Espero que os guste como nos ha gustado a nosotros.



 



Nota: El libro es :  La cocina de Carlos Herrera de la editorial Everest
ISBN 84-241-2772-2