PETICIÓN:


Respeta mi trabajo y mis derechos de autor.
Si reproduces mis recetas y/o fotos, hazlo de una forma digna y pide autorización. Pon un enlace a mi blog y no te lucres con el esfuerzo de los demás, mil gracias.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Manzanas asadas al vino blanco Ebetze , pasas y menta.


Con esta receta quiero participar en el concurso que hace nuestra amiga Sara en su blog , La cocina de Sara y patrocinado por Esteve y Ferron.
He pensado que algo tan sencillo como unas manzanas para combinar perfectamente con este pinot noir, un vino intenso, sedoso, con notas florales, que haga de nuestra comida un final perfecto.
Con el haremos un almíbar que se unirá a las pasas, a la menta y un poco de miel.

Ingredientes:

  • 6 u 8 manzanas reinetas.
  • según las manzanas un trocito de mantequilla para cada una.
  • 100g de azúcar.
  • 50ml de agua
  • 100ml de vino Ebetze
  • pasas al gusto
  • 2 cucharadas soperas de miel de flores
  • dos o tres hojas de menta para el almíbar.

Preparación:

Quitar por el lado del rabito de la manzana todo el corazón de ella, disponerlas en la fuente que sea justo lo que ocupen las manzanas.
Llenarlas de azúcar y ponerles por encima el trocito de mantequilla, y el resto del azúcar por el fondo del recipiente.
Echar el agua y el vino y meter al horno a 200 grados hasta que se vea que están hechas las manzanas.
Cuando ya las veamos al punto que nos gusta, sacarlas del horno .
Echar en un cazo el almíbar que se ha hecho y añadirle la miel y las hojitas de menta. Poner al fuego y remover , que comience a espesar el almíbar y añadirle las pasas enjuagadas antes en agua. Si vemos que ha quedado demasiado liquido una vez que empiece a hervir, añadirle un poco más de azúcar y miel.
Ya esta preparado para disponer las manzanas en una fuente de servir. las pasas por encima y dentro y el almíbar por encima, con unas hojas de menta de adorno.
Acompañarlo por supuesto con el resto del vino a 6 u 8 grados.
Espero os guste y es un postre muy ligero para estas fiestas que se acercan.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Pollo a las tres cervezas.

Con esta receta quiero colaborar en el concurso que organiza La cocina de Sara y que patrocinan
Esteve y Ferron, los cuales se dedican a la elaboración de vinos y cervezas artesanales.
Vamos a ella.

Ingredientes:
  • Un pollo, según los comensales pero mejor no muy grande, no sea más fuerte que vosotros.
  • Un limón entero
  • Sal y pimienta
  • Perejil partido
  • 2 ó 3 ajos
  • Tres cervezas Mausër.
Preparación:

Si, habéis leído bien, tres y no es que el pollo sea un elefante, sino que hacen falta.
Ahora mismo comprenderéis.
Debido a la calidad de la cerveza con una no tenemos bastante. Se meten en la nevera para que estén fresquitas y de paso se saca el pollo, enterito para el horno.
Nos esperamos una horita que la cerveza enfríe y el pollo pierda ese frescor característico del refrigerador.
A mi me gusta la cerveza en copa y más de la calidad de esta, por lo tanto cogemos una.
Abrimos una cerveza para entonarnos y nos tomamos una copa.....¡¡¡¡uhhhhhhhhh que buena!!!!
Al pollo le damos unas vueltas, lo limpiamos un poco y le introducimos un limón partido en cuatro por el trasero,en ese momento nos tomamos otra copa y me ha parecido ver como él me miraba....pero...no, imposible.
Lo salpimentamos por dentro y por fuera y mira, esos taquitos de queso que hay encima de la cocina, pues voy a comermelos con otra copita.
Le añadimos el perejil picadito con el ajo antes que el líquido haga su efecto y nos cortemos y se lo echamos por encima.
Ohhhhhh, el pollo, ¡¡!El pollo!!! ahora si me mira y en vez de un pollo parece un gallo de pelea.
Le ofrezco en este momento un poco de cerveza que le pongo por encima y parece tranquilizarse, pero aún así no me quita ojo.
Abro por último la tercera y esa copita que ya tiembla de vacía la vuelvo a llenar y en ese preciso momento se pone el bicho en jarras, me quita la botella y acaba con ella, por lo que decido meterlo en el horno a 180 grados y no creo que dé más problemas.
Por último vienen los amigos y mientras esperamos a que el ave esté en su punto saco una botellita de vino, más taquitos de queso y a disfrutar, que para eso está, para pasar un rato agradable y en buena compañía.
Salud a todos y sobre todo a Esteve y a Ferron que nos han hecho pasar este buen rato.
Pido disculpas porque la foto no fué posible, intentamos sacarla pero ninguno vio al pollo ni al resto de las cervezas que tenia guardadas, la próxima vez será.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Potaje de alubias y garbanzos.


Esta receta es una variación de otra mucho más sencilla, pero con esto de que los niños han de comer verduras pues le añades algunas cosillas más y la verdad es que como la hago ahora sigue siendo sencilla, con productos de la tierra y si la haces de un día para otro queda muchísimo mejor.
Vamos a ella.

Ingredientes:
  • 300g de alubias, a remojo la noche antes.
  • 300g de garbanzos, a remojo la noche antes.
  • tres dientes de ajo.
  • 1/2 pimiento rojo a trocitos.
  • 1/2 pimiento verde a trocitos.
  • cuatro zanahorias a rodajas.
  • un manojo de acelgas.
  • 2 tomates rayados.
  • 1 nabo entero.
  • 4 patatas hermosas a trozos.
  • caldo de pollo o en su lugar una pastilla de caldo.
  • 300g de costillar de cerdo troceado.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

Pon en la olla con el caldo de pollo en frío los garbanzos y las alubias, si no tuvieras caldo pues agua y luego se le añade la pastilla de caldo.
Fríe los ajos partidos por la mitad, los pimientos, las zanahorias y cuando esté añade el costillar de cerdo junto con sal y pimienta y añádelo a la olla con los garbanzos y las alubias. Sofríe también el tomate y para dentro.
Trocea las acelgas e incorpóralas junto con el nabo.
Ahora solo hay que dejar que se haga a fuego lento.
Yo suelo hacer este tipo de platos por la noche, los hago junto con la cena y van cociendo despacio que es lo que requiere.
Al día siguiente cuando llegas cansado a comer tienes un plato caliente y más con los fríos que vienen.

martes, 16 de noviembre de 2010

Potaje de garbanzos o salsica de garbanzos


Comida huertana donde las haya. A este tipo de platos se les llama platos viudos porque no llevan carne y sus ingredientes son sencillos y de temporada.
En la Vega Baja se le llama SALSICA DE GARBANZOS, así me lo enseño mi abuela y así os lo muestro yo en esta receta.


Los cocidos era algo que quedaba para los domingos o celebraciones y con este tipo de platos se salia adelante con lo más barato que daba el terreno.
Una parte importante de la receta es como siempre  el majado.
 la esencia del plato y lo que le va a dar todo el gusto.
Vamos a por el.
















Ingredientes:
  • 1/2 de garbanzos a remojo la noche anterior, yo suelo comprar los blancos lechosos, así me lo decía mi abuela y eso iba a misa.
  • Un manojo de acelgas si pueden ser con el tallo gordito.
  • Cuatro zanahorias a rodajas.
  • Un poco de calabaza si queréis.
  • Cardo limpio y troceado.
  • Una buena ñora, o pimentón si no la tenéis.
  • 8 ó 10 almendras.
  • Tres rebanaditas de pan del día anterior.
  • 3 dientes de ajo.
  • Unos ajos tiernos pelados y troceados. (si los hubiera en el mercado) optativo.
  • 4 patatas hermosas, que sean nuevas,  así no se deshacen.
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Tomate maduro para freír.
  • Una cebolla picada.
  • 4 huevos duros.



Preparación:

Los garbanzos que han estado a remojo toda la noche se ponen en una olla cubiertos de agua fría, ( nunca se ponen las legumbres con agua caliente) así empiezan a hervir y se le quita la espumita que suelten.
Dependiendo de la calidad del garbanzo tardarán sobre una hora en empezar a estar blandos, si tenemos prisa los ponemos en la olla expres unos 20 ninutos, pero este tiempo va a depender también del tipo de olla que tengamos.
Para hacer el majado o el sofríto del mortero.
Primero se sofríe la ñora en cuatro cucharadas soperas de aceite (en este aceite haremos todo el sofrito para el mortero). La ñora la partimos en trocitos pequeños, quitándole las semillas.  Se fríe en el aceite caliente dándole unas vueltas rápidas y sacándola antes de que se ennegrezca y amargue.
Si se os quema, quitadla y fréir otra porque os amargará todo el guiso.
Se separa y se añaden los ajos junto con las almendras que se fríen  y se apartan también.
Lo último en freirse para el majado son las rodajas de pan que una vez doradas se separan con los otros ingredientes.
Ya está todo frito y es la hora de machacarlo en el mortero.
Lo primero la ñoracon un poco de sal, al estar fria se machaca enseguida .
Luego las almendras y por último los ajos y el pan. Este majado lo reservamos.


En la misma olla o perola freímos la cebolla, la zanahoría, los ajitos tiernos con sal y todo troceado . Por último añadimos el tomate con un poco de sal y azúcar.
En cualquier guiso todos los ingredientes llevan su sal, así le dá más sabor ya que si se la añadiésemos al final os aseguro que cambia el gusto. Desde luego no hay que pasarse y rectificar al final.





Echamos el  agua, la cantidad va a depender de la cantidad de ingredientes, ha de quedar caldoso pero siempre es mejor añadir que pasarnos.
Añadimos los gabanzos, las acelgas y el cardo limpio y troceado.

Para ver como se limpia y se blanquea  el cardo pincha aquí:

Ahora el majado, yo lo pongo en el quiso dentro de un colador, ahora los hay en forma de bola, con un asa para cogerlo a las paredes de la olla, o uno simple de toda la vida
Metemos el majado en el y lo ponemos dentro del caldo. Podéis echarlo todo a la olla si os gusta, va a depender de lo machacado que haya quedado y si no os importa encontrar algún trocitod e ñora en el caldo.
Yo le voy sacando más sustancia presionandolo un poco dentro del caldo con la masa del mortero.







Trocea las patatas y ponlas en los últimos tres cuartos de hora de la cocción para que no se deshagan y espese la salsa.
Si es necesario se le va añadiendo agua, siempre fría para que el gabanzo quede tierno.

Hay gente que le añade harina, yo no soy partidaria, la misma patata ya espesa.Si vemos que nos gusta la salsa más gordita cuando las patatas están hechas separamos un trozo o dos, los machacamos con un tenedor y lo añadimos al guiso. Pero no creo que haga falta ya que el majado lleva el pan frito y esto ya es suficiente para que espese.

En los últimos diez minutos se le añaden los huevos duros y troceados, esto le dará más color al plato, también le dará más consistencia al caldo y un sabor delicioso.
Tampoco le pongo colorante , el tomate ya le da el color que necesita
Normalmente se hace todo a fuego lento, eso sí, no hagáis este plato con prisas porque se arrebata.
 y de un día para otro esta muchísimo mejor.

Ya me contaréis, más sencillo y más barato no puede ser.
Para el que no pueda o no se aclare con la ñora, se puede sustituir por un poco de pimentón frito, se calienta un poquito el aceite donde se han frito los ajos y se sofríe con cuidado no se queme que amarga y pienso que también un poco de carne de pimiento choricero pues será parecido.
Venga, que con los fríos que llegan esta comida es fundamental.









Espero que os guste.